El menor, para poder realizar proceso médico, debió permanecer toda la noche despierto.

Molestos se encuentran los padres de un menor de 2 años a quien citaron para las 7.30 de la mañana de este miércoles para un procedimiento médico y al llegar les dijeron que no podían atenderlo porque estaban remodelando las oficinas.

Para los familiares del niño la falta de respeto va mucho más allá porque el martes (festivo) recibieron una llamada de a empresa Servicios Fonoaudiológicos del Caribe confirmado la cita para practicarle un procedimiento de Potenciadores Evocados Auditivos, para lo cual el niño debía haber permanecido toda la noche despierto.

Cumpliendo todos las recomendaciones impartidas, el menor y sus padres no durmieron en toda la noche y en la mañana de este miércoles salieron muy temprano para la sede ubicada en el barrio La Providencia, sector Santa Lucía, donde se realizaría la intervención.

“Al llegar me informan en la empresa que no pueden realizar el procedimiento porque se encontraban en remodelación pese a que horas antes nos llamaron para reconfirmar la asistencia a la cita”, explicó el padre de familia.

No es posible que estas situaciones todavía se presenten con el sistema médico. “Esta gente juega con la salud de mi hijo”, expreso el enfurecido padre.

Sin duda, lo que más elevó su malestar fue cuando le dijeron que podrían atender al niño este jueves, lo que implicaría que de nuevo debían mantenerlo toda la noche sin dormir para poder hacer el procedimiento.

“Él no es un juguete, es un ser humano, no es una máquina. Esto es una falta de respeto y falta de ética de esta empresa”, puntualizó el padre de familia.

Hasta el momento y pese a lo que le dijeron, no hay garantías de que este jueves le hagan el examen al niño.

 

Comenta con tu cuenta de facebook