La intolerancia y la violencia intrafamiliar siguen haciendo de las suyas en Cartagena.

La triste historia, la más reciente vivida en Cartagena tuvo su escenario natural un inmueble en la calle San José del sector Miramar del barrio El Pozón.

Todo comenzó poco antes de las 9.30 de la noche del sábado.

Según los hechos conocidos, antes de hallar muerto al agresor y gravemente herida a la víctima, se vivió una riña entre ambos, pasando de las palabras a la acción violenta.

Testigos dan cuenta que la persona fallecida, identificada como Carlos Alfonso Vásquez Vergara, sin más datos, minutos antes sostuvo una acalorada discusión con su pareja sentimental, Doris Rodríguez Pérez, de 42 añoz, quien resultó gravemente herida.

En un acto violento Vásquez Vergara le propinó tres heridas con arma cortopunzante en el tórax y un golpe en la cabeza con objeto contundente, al parecer un martillo.

Dada la gravedad de las lesiones ocasionadas, la mujer quedó tendida e  inconsciente en el piso.

En medio del descontrol y al ver que la mujer no se movía, su agresor pensó que la había matado y fue cuando tomó la decisión de acabar con su vida.

Rápidamente Vásquez Vergara buscó una cuerda y la amarró en una parte alta de la casa y se ahorcó.

Los vecinos y familiares de la pareja al percatarse de la discusión y que todo había quedado en un silencio sepulcral decidieron verificar qué sucedía y al ingresar encontraron la doble imagen producto de la intolerancia.

De inmediato soltaron al hombre y lo trasladaron al centro de salud de El Pozón,  donde los médicos de turno señalaron que había llegado sin signos vitales.

De la mujer se desconoce el estado de salud.

Comenta con tu cuenta de facebook