El accidente ocurrió entre Barranquilla y Galapa, en el Atlántico.

Asegura que el Ángel de la muerte lo hizo estrellar y que Jesucristo lo rescató y lo mantiene vivo.

Un taxista que cubría la ruta entre Barranquilla y Galápa, en carreteras del departamento del Atlántico, sintió que un hombre negro se le atravesó en la carretera y lo hizo estrellarse contra un riel que atravesó su taxi.

El taxista de nombre Carlos de la Fe, de 27 años, manifestó que después de ver a ese hombre negro que lo llenó de terror con su cara como una caravela y un número en la frente 666 él pensó que se acababa su vida, pero de pronto un ser gigante con sus ojos como llama de fuego, que hablaba sin abrir su boca lo sacó del vehículo y cuando él se vio fue parado al lado de su carro que quedó totalmente destruido producto de el fuerte impacto que recibió.

El hombre asegura que el hombre negro era el Ángel de la Muerte y el que lo sacó rápido del vehículo cuando el pensó que iba a morir fue Jesucristo, el hijo del Dios viviente.

En la familia de Carlos todos están maravillados por el testimonio que este contó y como él no sufrió ningún rasguño.

Comenta con tu cuenta de facebook