En sesión de hoy fue aprobada la moción de censura al secretario de participación y desarrollo social Armando Córdoba Julio.

Los concejales del Distrito de Cartagena votaron positivamente a la moción de censura contra el secretario de participación y desarrollo social Armando Luis Córdoba Julio, luego de que el 8 de junio se realizara debate de control político, teniendo como resultado la proposición de moción de censura al considerarse que el secretario ha desatendido sus funciones, en especial la que tiene que ver con el programa de adulto mayor, seguidamente el día martes 15 de junio rindió descargos a la moción, dejando en evidencia la nula ejecución de las metas del plan de desarrollo.

La proposición tuvo 15 votos positivos, 2 votos negativos por los concejales Lúder Ariza y Sergio Mendoza del partido Alianza Verde y 2 concejales ausentes al momento del registro del voto.

Recordemos que la moción de censura se encuentra establecida en el artículo 60 del acuerdo 014 reglamento interno del Concejo de Cartagena; acto por el cual el Concejo en pleno decide retirar del cargo a un secretario del Despacho del Alcalde, en los siguientes eventos:

  • cuando un secretario no concurra a una citación sin excusa o con excusa no aceptada por la plenaria.
  • por asuntos relacionados con las funciones propias del cargo.
  • por desatención a los requerimientos del Concejo.

La concejal Carolina Lozano del partido ASI, dejó constancia en plenaria sobre su voto positivo a la moción de censura “voté positivamente a la moción de censura por motivos relacionados con las funciones propias del cargo y rechazo cualquier señalamiento relacionado con persecución política y la etnia o raza del señor Armando Córdoba.

En ese mismo sentido, el concejal Luis Cassiani de Cambio Radical expresó que no se trata de ningún tema político, sino de la gestión que han hecho los secretarios “que le sirva para reflexionar y para que en otra ocasión que le den la oportunidad de representar a los negros históricos de la ciudad, lo haga con decoro y siempre pensando en la gente”.

Por su parte, el concejal César Pión de la bancada de la U aclaró que no se trata de una decisión con fines políticos, ni personales en contra del funcionario, que la iniciativa estuvo basada en los bajos indicadores de ejecución de los programas que son responsabilidad de la secretaría, especialmente lo relacionado con la política de los adultos mayores. De igual manera, se refirió al tema en el sentido de superar las adversidades para poder avanzar, “hoy Cartagena más que nunca tiene que deponer cualquier intento o análisis que conlleve a los odios sociales y en una unidad proponer alternativas para el desarrollo”.

El presidente del concejo, Wilson Toncel dejó constancia que la mesa directiva garantizó que se dieran todos los procesos administrativos estipulados en la constitución y el reglamento interno de la corporación “se agotaron todas las etapas del proceso y el día de ayer que fue llamado para los descargos se le dio toda la garantía y el tiempo que requirió para poder descargar las imputaciones que se le hacían por parte de los cabildantes, donde se manifestaba la no ejecución del presupuesto y el no cumplimiento misional en lo pertinente al programa del adulto mayor”.

Siguiendo con las opiniones de los concejales, Gloria Estrada del partido Liberal manifestó “no es nada personal, es nuestro deber constitucional, los concejales de Cartagena representamos a todos los ciudadanos y personas vulnerables de la ciudad. No es persecución política, lo que me motivó a tomar esta decisión son nuestros adultos mayores y que muchos hicieron su intervención aquí en la audiencia pública, implorando que los ayudáramos”.

Óscar Marín del partido Conservador, quien fue el concejal proponente de esta moción, se refirió al hecho de que no es una vulgar persecución política como lo dijo el secretario de participación Armando Córdoba, “Tiene que hacer una autoevaluación retrospectiva porque aquí se le brindaron todas las garantías del descargo, pero más allá de eso, se volvió un discurso donde pretendía victimizarse. Aquí no estamos juzgando a una persona, sino al ejercicio de las funciones constitucionales a las que él estaba obligado a cumplir.

Para finalizar, el concejal Javier Julio Bejarano de la Coalición Alternativa de Cartagena dejó constancia de las razones de su voto positivo “cuando yo decidí participar en el Concejo, mi eslogan fue Cartagena se defiende y prometí que haría una defensa por la ciudadanía por encima de temas personales. La misma información aportada por el secretario dio fe de que no estaba cumpliendo su labor”.

Comenta con tu cuenta de facebook