EL CASO OCURRIÓ EN MEXICO.

Una niña de dos años nativa de Cancún, México, tiene una severa miopía debido al uso excesivo del celular. Sus padres trabajan dos turnos en la zona hotelera, manifiestan que no les alcanza el dinero para mantener a sus 4 hijos.

Sus papás se lo dieron cuando cumplió un año para “mantenerla callada” y que tuviera algo con qué entretenerse y hora la pequeña tiene que usar lentes con 9 dioptrías (ya perdió el enfoque en sus ojitos) y simplemente no puede ver sin ellos.

Esto sucedió en Cancún y de acuerdo con el diario y medios locales, un año después de usar día y noche el celular, sus papás notaron que empezó a fruncir el ceño y a entrecerrar los ojos para observar mejor la pantalla.

Tras una revisión oftalmológica los especialistas confirmaron lo peor, la niña tenía 9D, el resultado de una persona con miopía leve es de -0.5 a 3D.

Luisa Fernanda, doctora del Centro de Servicios de Atención Infantil y Materna de Cancún, aseguró que este diagnóstico es irreversible y que podría empeorar cuando la pequeña crezca.

No es bueno que tu hijo esté pegado al celular todo el día si supieras el daño que le haces.

Comenta con tu cuenta de facebook