La Mesa Directiva del Concejo Distrital de Cartagena de Indias, en representación de la Corporación Edilicia, se permite manifestar su preocupación al conocer el comunicado que ha enviado la empresa DATAPROM, donde afirma que, se procederá a la suspensión del servicio que viene prestando para Transcaribe.
Desde el cabildo de la democracia, hemos alzado nuestra voz de protesta en pro de buscar estrategias, junto a la administración distrital, para fortalecer el sistema de transporte masivo de todos los cartageneros.
Debates, proyectos de acuerdo, proposiciones y el control político, no se han hecho esperar sin recibir impulso alguno.
Hemos llevado a cabo distintas reuniones, con los representantes del gobierno distrital en la junta directiva de transcribe y en ellas desde la Corporación se han planteando soluciones, no solo para el déficit financiero, sino también para la chatarrización de los vehículos e incluso para afrontar la responsabilidad a instancias de cada contingencia o condena judicial, que por diferentes motivos afronta Transcaribe.
Miramos con mucha preocupación cada uno de los puntos del comunicado y las lamentables consecuencias que recibirán los cartageneros:  “no habrá más ventas de créditos en los puntos de ventas externos ni en las taquillas de las estaciones y las ventas vía Portal Web, serán suspendidas. Eso significa que se reducirán aún más los ingresos financieros del sistema de transporte, lo cual es grave y compromete su viabilidad.
A esto se suma, que todo el sistema de Gestión y Control Web no estará disponible; los cargadores en estaciones dejarán de operar y el Centro de Atención al Usuario CAU quedará inoperante. Transcaribe no podrá despachar y controlar buses porque el Sistema de Control de Flota estará inactivo. Si Transcaribe envía los buses a la calle, los operadores y los usuarios no tendrán información sobre ellos. Las personas que no posean saldo en su tarjeta no podrán acceder al sistema y Transcaribe no tendrá ninguna información de los usuarios que conservan crédito en su tarjeta y acceden al SITM.”
Esto generará un caos en el transporte de la ciudad, pero cada uno de los cabildantes tiene la disposición de trabajar de la mano con todos los gremios y con el gobierno distrital, este es un momento crucial para Cartagena y todos debemos aportar, sin señalar, para salvar Transcaribe y evitar dejar a las cartageneros sin opciones de transporte masivo.
Invitamos, a la administración Distrital, al Gobierno Nacional y al contratista, que se tomen medidas urgentes para mitigar un inevitable caos, no solo por el trauma que generará en la movilidad de la ciudad, sino, en la estabilidad de cada familia que ha tenido su sustento gracias a las labores que presta para Transcaribe.
Comenta con tu cuenta de facebook