JORGE ELIÉCER VALENZUELA HERRERA MEJORA SU CALIDAD DE VIDA GRACIAS AL ESFUERZO DE LOS UNIFORMADOS

Jorge Eliécer Valenzuela Herrera es un joven de 16 años que tiene un tipo de parálisis que no le permite tener los movimientos físicos como cualquier otro adolescente de su edad. Él no se puede mover, pero su enorme corazón si se mueve para poder seguir poniéndole amor a la vida. Esa misma que, aunque difícil por su condición, le hace poner más ganas.

Esa alegría se las transmitió a un grupo de uniformados del Grupo de Prevención y Educación Ciudadana del Departamento de Policía Bolívar, quienes conmovidos por su historia de vida se solidarizaron con él y le entregaron una silla de ruedas, un mercado para toda su familia y una Tablet, para que pueda “moverse” en el mundo de la tecnología y aproveche así mejor el tiempo.

Este agradable personaje reside en el municipio de Arjona y lo que los policiales, en cabeza del subintendente Sergio Fonseca buscan, es aportar en mejorar su calidad de vida con sus quehaceres diarios. Hacer que sus días sean más entretenidos y más productivos es el objetivo de los uniformados.

Jorge Eliécer se encontraba sentado en una silla bastante incómoda para los problemas motrices que presenta a raíz de los quebrantos de salud que padece por la parálisis espástica, lo que afecta el control de los músculos y a la coordinación motora.

De la misma manera los uniformados evidenciaron como diariamente, y sin descanso, sus padres, se levantaban con optimismo para afrontar las dificultades que implicaban su traslado desde su humilde vivienda en el barrio Calle Bomba hasta los controles médicos que le realizan mensualmente.

Su condición movió los corazones de los héroes de la patria y comenzaron a gestionar con las diferentes agremiaciones, el sector comercial y la administración local lograron conseguir una ayuda vital.

Sin duda alguna, este pequeño pero significativo granito de arena le dará un giro a su vida, que llenará de alegría a su familia y a Jorge Eliécer. Esto no solo significa que el adolescente se pueda mover, sino que hará que su familia mejore su calidad de vida y su desplazamiento será mucho mejor y con menos dificultades.

Jorge Eliécer disfruta y los policías se sienten satisfechos con el deber cumplido, pues los uniformados sabes que más allá de preservar la seguridad y la convivencia de los ciudadanos está el de preservar la vida por encima de cualquier cosa.

Comenta con tu cuenta de facebook