CARGAMENTOS DE PISTOLAS, FUSILES, GRANADAS Y OTROS ELEMENTOS, SUPUESTAMENTE, ERAN RECIBIDOS EN LA ALTA GUAJIRA Y EN ZONAS COSTERAS DE VENEZUELA. LUEGO DE SER ACOPIADOS EN FINCAS, AL PARECER, SALÍAN HACIA DIFERENTES REGIONES DEL PAÍS.

La Fiscalía General de la Nación, en trabajo conjunto con la Dijin de la Policía Nacional, impactó a una red que sería la mayor abastecedora de armas para los grupos criminales del país.

En diligencias judiciales realizadas en Maicao y Riohacha (La Guajira) fueron capturados cinco de sus presuntos integrantes, señalados de ser los principales articuladores de esta actividad ilegal. En los procedimientos fueron incautadas granadas de mano, 2 armas de fuego, 3 pistolas traumáticas, 60 cartuchos de diferentes calibres y 6 radios de comunicación.

Esta estructura, al parecer, recibía los cargamentos ilícitos en el puerto de Maicao, Paraguachón, Huatpana y Castilletes, entre otros puntos fronterizos y costeros en la alta Guajira. Asimismo, en las poblaciones de Machiques, Villa del Rosario, Guarero y Paraguaipoa, en Venezuela.

El material de prueba recopilado y los registros de las conversaciones telefónicas de las personas involucradas en el andamiaje criminal evidenciaron que la mercancía les llegaba nueva y usada, de cualquier origen o país de fabricación, y de diversas características, como fusiles, revólveres, pistolas traumáticas, cartuchos de múltiples calibres, granadas y equipos de comunicación.

En las investigaciones se conoció que la red, supuestamente, trasladaba las armas y los demás elementos a fincas y, luego de concretar la venta, los movilizaba entre camiones trasportadores de chatarra y vehículos de servicio público informal hacia las zonas de injerencia del Frente de Guerra Norte del ELN, el Clan del Golfo y otros grupos armados organizados.

Judicialización

Los cinco capturados fueron presentados ante un juez penal ambulante de control de garantías de Valledupar (Cesar). Un fiscal de la Dirección Especializada contra las Organizaciones Criminales les imputó los delitos de: fabricación, tráfico porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones; fabricación, tráfico y porte de armas de uso privativo de las Fuerzas Armadas; y concierto para delinquir.

Ante la contundencia de la evidencia técnica obtenida, los procesados aceptaron cargos y deberán cumplir medida de aseguramiento en centro carcelario.

Los afectados con la decisión son:

  • Robert Darío Barros Choles, alias Robert, presunto cabecilla.
  • Alexander José Soto Pimienta, alias Soto.
  • Omar Alberto Contreras Arroyo, supuesto coordinador de las rutas de ingreso de las armas.
  • Luis José Sarmiento Duarte, alias Yito, señalado transportador.
  • Doller Eduardo Geney Tobías.

En cuatro años de actividad investigativa, son 36 las personas capturadas por su presunta participación en esta red de tráfico de armas. 33 de los procesados han aceptado cargos.

Este resultado hace parte de la priorización de las acciones diferenciales contra la criminalidad en los territorios y zonas de frontera, definida por el Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa Delgado, en el Direccionamiento 2020 – 2024.

 

 

Comenta con tu cuenta de facebook