Como Rafael Oswaldo Medina, de 39 años, natural de Plato, Magdalena, fue identificado el hombre asesinado a bala por desconocidos, poco después de que hubiera tenido un impasse con una trabajadora sexual con la que estuvo disfrutando de sus bondades y cariños.

El hombre, quien al parecer habría llegado recientemente de Venezuela, recibió un impacto de arma de fuego en la cabeza que le ocasionó la muerte de manera instantánea.

El hecho delictivo ocurrió en la madrugada del viernes en el corregimiento de Buena Seña lugar donde se encontró con la muerte.

Cuentan que el encuentro entre Medina y la trabajadora sexual no culminó en buenos términos. Poco después sujetos armados llegaron hasta dicha zona y ubicaron al hombre en el sector de la Ye de Los Mangos y le propinaron un disparo en la cabeza y lo arrojaron en una zona enmontada.

El cuerpo fue descubierto por varios jornaleros y motociclistas que se movilizaron por esa zona, quienes avisaron a las autoridades.

Comenta con tu cuenta de facebook