Según las informaciones conocidas poco después de su desaparición,  serían miembros del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, Sibin de Venezuela, los responsables de este hecho que atenta contra la dignidad humana.

Los reportes conocidos hasta el momento señalan que eran aproximadamente la 1 y treinta de la madrugada del domingo cuando el grupo de hombres ingresó al apartamento del médico magangueleño, Antonio José Amell Cantillo, quien reside en el barrio San Diego de la localidad de Valencia, Estado Carabobo, en Venezuela.

Amell Cantillo, de 27 años, adelanta estudios de especialización en Medicina Interna en dicha ciudad, en la Universidad Central de Carabobo y hace la residencia en el hospital Enrique Tejeira, por lo que sus familiares, en especial sus padres, los médicos especialistas en medicina Interna, Antonio Amell y Marisol Cantillo, se encuentran visiblemente preocupados por la suerte de su hijo, dado que nadie les da explicación alguna acerca del motivo de la eventual detención, cuentan vecinos que lo sacaron esposado y se lo llevaron en su mismo vehículo.

La madre del médico dijo que al conocer la noticia se comunicó con un familiar en Venezuela quien se dirigió a la sede de la Sibin y nadie le dio información alguna, además manifiesta que recibió una llamada de una institución de Derechos Humanos del vecino país, quienes le manifestaron que colocarán la respectiva denuncia ante la cancillería de ese país y entregarán la información a la cancillería colombiana, concluyó.

Hasta el momento no hay mucha información respecto a los móviles de su retención y de su estado de salud después del “operativo” adelantado por Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, Sibin.

Comenta con tu cuenta de facebook