La víctima presenta una herida de puñal a la altura de uno de sus senos.

La reactivación de los moteles en Barranquilla, luego de casi cinco meses de inactividad debido a la pandemia del coronavirus comenzó en firme este puente festivo.

Varios propietarios de estos negocios se mostraron optimistas luego que 10 de sus protocolos fueran aprobados por la Alcaldía de Barranquilla y lograran darle apertura a sus habitaciones para que las apasionadas parejas le dieran rienda suelta a su pasión.

Lastimosamente el balance no fue positivo para ellos en materia de seguridad, debido a que las autoridades reportaron que una mujer fue asesinada la tarde de este lunes en el interior de una residencia ubicada en el Centro de Barranquilla.

De acuerdo con las primeras versiones, el hombre ingresó después del mediodía de este lunes festivo acompañado de una mujer a quien presuntamente asesinó luego de haberle propinado una herida en el tórax con un pico de botella y posteriormente la habría asfixiado con una almohada. La víctima fatal fue identificada como Daniela Espitia Flórez, de 21 años.

El caso se registró en la última habitación de una residencia ubicada en la calle 43 con carrera 44.

“Dicen que la mujer estaba desnuda sobre la cama y en una de las almohadas quedó pintado el maquillaje de ella”, dijeron testigos del sangriento hecho.

El hombre, al parecer, salió solo de la residencia y los administradores de la residencia de inmediato se percataron de la extraña situación y cuando se dirigieron a la habitación observaron lo ocurrido.

Hasta el lugar del crimen llegaron familiares de la víctima, quienes se habrían enterado luego de que el mismo agresor, supuestamente, les comunicara del asesinato. Allí en las afueras de la residencia, los desconsolados parientes suministraron detalles de la mujer a los agentes de la Sijín y Policía que realizaron la inspección técnica al cadáver y se pusieron al frente de la investigación.

Comenta con tu cuenta de facebook