Familiares del conductor denuncian que al parecer hubo un mal procedimiento policial luego de la captura de dos de los atracadores

Un taxista nuevamente fue víctima de la delincuencia que azota al sector en Cartagena. El hecho, que fue denunciado por los familiares del conductor, ocurrió el sábado cuando Jader Coneo manejaba el taxi de placas WGN846.

 

Según el relato que hicieron sus seres queridos, Coeno Berdugo tomó una carrera a la altura de la Clínica de La Mujer. “Se trataba de un hombre, al parecer de origen venezolano, muy bien vestido y que tenía una pañalera”, comentaron los parientes del taxista.

Añadieron que el desconocido le dijo al conductor que se mujer acababa de dar a luz y que necesitaba ir a la casa, en el bario La Candelaria, para buscar algunas de las cosas que su esposa requería en el centro asistencial.

Coneo Berdugo escuchó atentamente lo expresado por el hombre y le hizo la carrera. Cuando llegó a La Candelaria, el “cliente” le dijo que entrara por la calle de la Ferretería, cuenta la familia del profesional dl volante.

Poco después, el sujeto sacó de la pañalera un revólver y lo obligó a continuar la marcha, so pena de darle un tiro.

“Más adelante lo obligó a detenerse y en ese momento entraron al vehículo otros tres sujetos, todos armados con cuchillos, quienes lo amarraron de manos y pies. Además, con un suéter le taparon la boca y lo metieron en el baúl del carro”, narró un pariente.

La historia que narró el taxista a sus seres queridos da cuenta que estaba muy nervioso. Así mismo, que los delincuentes siguieron la marcha  y en el camino discutían si darle un tiro o una puñalada y tirarlo al agua en La Perimetral.

Después de angustiantes minutos, en que no sabía cuál sería su futuro inmediato, los delincuentes decidieron tirarlo del carro cuando este aun estaba en movimiento. Esto ocurrió por la vía principal en La Perimetral.

Agarran a dos sujetos

Poco después de dejarlo abandonado, con varias heridas, se logró conocer que dos de los sujetos fueron capturados. Así mismo, habían dejado abandonado el taxi en el sector. Esto se logró porque otro taxista se encontró con Jader y este le contó lo que le había pasado. De inmediato se alertó y  activó un plan para lograr dar con los delincuentes.

Al parecer, un mal procedimiento

Habían transcurrido algunos minutos después de la detención de los sujetos por parte de la comunidad y según denunciaron los afectados, al parecer los policías que participaron en el procedimiento, y que los llevaron al CAI de La Perimetral, pretendían darle una golpiza a los delincuentes y dejarlos ir porque la Fiscalía los iba a dejar libres.

“Un familiar que es pensionado de un organismo de seguridad, llegó al lugar y como conoce las normas, impidió que los dejaran libres y por el contrario que los entregaran a órdenes de la Fiscalía”.

Horas más tarde los llevaron a la Fiscalía y de allí los trasladaron a la estación de Policía de Chambacú.

“Posteriormente los trasladaron nuevamente a la Fiscalía para una audiencia. Los policías nos dijeron que después los dejarían libres. No sabemos si eso ocurrió, lo único es que no estamos contentos con el proceder de los uniformados”.

 

 

Comenta con tu cuenta de facebook