Hace una hora este grupo de graciosos que dicen ser influenciers se entregaron a las autoridades de Policía en el CAI del barrio El Pozón.

Según lo dicho en sus redes, “Siendo responsable de nuestras acciones, nos presentamos de manera voluntaria al CAI POZON …. pedimos disculpas a todos los que se hayan sentido afectados con nuestro video”.

 

Comenta con tu cuenta de facebook