Están capturados y serán puestos a órdenes de las autoridades competentes.

El Comando de la Policía Metropolitana de Cartagena, a través de un comunicado de prensa, rechazó el comportamiento de dos policías que se accidentaron en el ejercicio del servicio, con un vehículo de la institución y que estaban bajo los efectos del licor.

Los patrulleros, de apellidos Cordero y Varela, según logró conocer Las Noticias Cartagena hacen parte de la Fuerza Disponible de la institución y se encontraban de servicio en el barrio Nariño.

De allí se retiraron, al parecer sin autorización, en el vehículo institucional siendo ubicados en el barrio Las Palmeritas, en estado de embriaguez.

El siguiente es el comunicado de la Policía Metropolitana de Cartagena de Indias.

La institución se permite informar:

1. La Institución expresa con vehemencia su rechazo al comportamiento de dos uniformados registrado en las últimas horas en la ciudad de Cartagena, el cual
quedó evidenciado en un video difundido a través de las redes sociales, y que se
aparta totalmente de las directrices de la Política Integral de Transparencia Policial.

2. Tras conocer los hechos, la Policía Nacional actuó de manera inmediata en coordinación con la Justicia Penal Militar y Policial, la oficina de Control Disciplinario
Interno y las autoridades distritales de tránsito.

3. Los dos uniformados fueron capturados en flagrancia por la tipificación de cinco posibles delitos: 1) Abandono del puesto. 2) Utilización ilegal de uniformes e insignias. 3) Porte ilegal de armas de fuego del Estado. 4) Daños en bienes del Estado. 5) Daño en bien ajeno. Los funcionarios fueron recluidos en una celda, bajo custodia de la Policía Metropolitana de Cartagena.

4. De manera coordinada con la autoridad de Tránsito Distrital (DATT) se efectuó el procedimiento de rigor, aplicando al conductor una multa correspondiente a 1.440 salarios mínimos diarios legales vigentes, por negarse a practicar el examen de embriaguez. Por lo tanto, se procedió a aplicar la Ley 1696 de 2013, la cual prevé, igualmente, la cancelación de la licencia de conducción.

5. En los exámenes médicos concomitantes con la privación de la libertad, el personal sanitario comprobó la presencia de signos clínicos de embriaguez en los dos
uniformados quienes, además, deberán pagar por los daños ocasionados al
vehículo comprometido en la colisión.

6. Una vez sean escuchados en diligencia de indagatoria, el Juez de Instrucción Penal Militar y Policial procederá a definir su situación jurídica.

7. La Policía Nacional reitera con firmeza su condena ante este hecho lamentable y reafirma el compromiso de sus integrantes en la garantía de la seguridad y la convivencia para todos los colombianos, especialmente en este momento que vive el país con ocasión de la pandemia.

Comenta con tu cuenta de facebook