Tras ser detenidos cuando se movilizaban en un taxi con 2.500 dosis de marihuana que serían distribuidas, un juez de control de garantías cobijó con detención domiciliaria a Ermen de Jesús Silgado Murillo, alias Erme, y a Álvaro Ochoa García, alias Alvarito, mientras que a Edwin Enrique Padilla Arias, le concedió medida no privativa de la libertad, pero continúa vinculado al proceso.

La Fiscalía les imputó el delito de tráfico, fabricación y porte de estupefacientes. Sin embargo, el juez le concedió la libertad a Padilla Arias por no encontrar relación directa con el hallazgo, pero continúa vinculado al proceso con la condición de que se presente periódicamente y cuando sea requerido en el proceso.

Según se conoció en la investigación, la Policía Nacional pidió al automóvil que se detuviera para una requisa, pero el conductor continuó su recorrido, por lo iniciaron una persecución que terminó con el hallazgo de un bolso con sustancias alucinógenas que llevaba Silgado Murillo.

Las autoridades informaron que al interior del maletín se encontraron tres paquetes envueltos en papel aluminio en donde llevaban escondidas las 2.500 dosis de marihuana, las cuales, al parecer, se entregarían a domicilio a diferentes clientes de la zona.

Caen tres hombres en un taxi con tres kilos de marihuana para domicilios

Comenta con tu cuenta de facebook