El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, aseguró este viernes en una conferencia de prensa brindada desde la Casa Blanca que la vacuna contra el coronavirus que está desarrollando su país podría estar lista a fin de 2020 o “quizás antes”.
“Estamos trabajando para tenerla a fin de año si es posible, quizás antes”, expresó Trump, acompañado del director del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas, Anthony Fauci.
“Creemos que vamos a tener muy buenos resultados muy pronto”, dijo el mandatario, visiblemente entusiasmado.
Los avances reportados por Trump se dan en el contexto de la llamada Operación Warp Speed (Máxima Velocidad), un plan destinado reducir el tiempo necesario para desarrollar la vacuna mediante la cooperación entre empresas farmacéuticas, agencias gubernamentales y fuerzas armadas, sumado a una enorme inversión del estado federal.
Este proyecto también contempla que la Agencia de Medicamentos y Alimentación (FDA), encargada de aprobar nuevas drogas, relaje considerablemente los muchos requisitos que existen para el desarrollo de una vacuna segura.

Diferentes laboratorios e institutos en Estados Unidos están desarrollando sus propias vacunas, y la Operación Warp Speed busca apoyar a todos estos esfuerzos por separado a la espera de que uno, o varios, demuestren ser efectivos. También en el mundo numerosos países llevan adelante sus propias investigaciones de vacunas.
En total, se estima que hay 12 vacunas siendo desarrolladas en todo el planeta, principalmente en China, Reino Unido y Alemania, además de Estados Unidos.
“Este es un esfuerzo que no se ha visto en el país desde el proyecto Manhattan”, señaló el presidente estadounidense, en referencia al programa de desarrollo de la primera bomba atómica en la década de 1940. “Nadie ha visto nada como lo que estamos haciendo en el país desde la Segunda Guerra Mundial, increíble», agregó.
Estimaciones previas para el desarrollo de una vacuna, tanto las confeccionadas por las agencias públicas como el sector privado, hablaban de un mínimo de 18 meses, posiblemente más tiempo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) puso el tiempo estimado entre 12 y 18 meses.
De cumplirse lo anunciado por el mandatario, esta estimación sería acortada sensiblemente, aunque persisten dudas son respecto a la seguridad de un tratamiento de este tipo si no se han cumplido los pasos correspondientes.
Trump destacó que los responsables de la Operación Warp Speed son Moncef Slaoui, ex director de la división vacunas de la empresa farmacéutica británica GlaxoSmithKline, y el general Gustave Perna.
En este esquema, Slaoui dirigirá el desarrollo de la vacuna, y Perna la logística.
El presidente estadounidense volvió a insistir en la necesidad de levantar la cuarentena, para mitigar los efectos económicos adversos de la pandemia, y aseguró que prácticamente todos los estados de Estados Unidos estaban tomando medidas para reabrir sus economías.
Al respecto, destacó que el “pilar esencial” del levantamiento de la cuarentena era “el desarrollo de tratamientos y vacunas lo antes posible”.

Comenta con tu cuenta de facebook