El caso sucedió en la Amazonía peruanahasta donde llegó la Policía y encontró a más de cien personas que estaban orando por la epidemia.

De acuerdo con las autoridades locales, el pastor de la iglesia evangélica “Sanidad Divina”, cuyo nombre no fue divulgado, reunió a más de 50 feligreses el pasado miércoles en una casa de la aldea Dieciséis de Noviembre para rezar y no ser dañados por el virus.

“Al religioso se le encontró con sus fieles haciendo oraciones y apologías. Ellos decían que oraban para acabar el coronavirus“, afirmó un oficial de la comisaría de San Fernando, en la región selvática de Ucayali.

En la ceremonia, en la que también había niños, los feligreses no usaron tapabocas ni guantes y tampoco respetaron el distanciamiento social, según las imágenes difundidas por el canal público TV Perú.

Al llegar al lugar de los hechos, los policías encontraron a los fieles cantando y orando. “El religioso estaba poniendo en peligro la vida de personas adultas y menores de edad”, enfatizó el oficial, quien no quiso revelar su identidad.

Debido a esto, la fiscalía de ese país le abrió una investigación al pastor y podría ser procesado penalmente por desacato a la autoridad.

En Perú, el gobierno decretó el asilamiento domiciliario obligatorio nacional –con toque de queda nocturno– desde el pasado 16 de marzo, e ira hasta el próximo 26 de abril. Además, todas las reuniones masivas están suspendidas.

Según el último reporte, en el país inca se han registrado hasta el momento 6.848 casos de COVID-19 y 181 muertes. Por otro lado, 1.739 personas ya superaron la enfermedad respiratoria y fueron dadas de alta.

Pulzo.com

Comenta con tu cuenta de facebook