Pese a las constantes recomendaciones de higiene que han emitido las entidades de salud, pocas veces se habla de los agentes externos que afectan este proceso.

Teniendo en cuenta que el virus se mantiene activo durante varios minutos y hasta horas en algunas superficies, es importante desinfectar los aparatos que más se usan diariamente y, sobretodo, el celular, que es prácticamente una extensión de las manos.

Por lo anterior, El País retomó un estudio de la Universidad de Arizona, en el que encontraron que los teléfonos “están diez veces más sucios que el asiento de los inodoros” e hicieron algunas pruebas en aparatos electrónicos de tiendas de Estados Unidos.

Comenta con tu cuenta de facebook