Ante una serie de denuncias que ha recibido la Secretaría del Interior respecto a una serie de acciones en contra de la naturaleza y que afectan en gran manera al Cerro de la Popa, el secretario David Múnera Cavadía se reunió con todas las autoridades encargadas de brindar seguridad y recuperación de esta importante área protegida de la que goza Cartagena.

“Hemos recibido denuncias de casos de tala y construcciones en la Popa y esta es una gran reserva y zona protegida que entre todos debemos cuidar”, dijo el Secretario durante un encuentro para analizar las acciones que se van a cumplir en pro de salvar la Popa.

Como parte de la reunión, funcionarios de la Secretaría del Interior entregaron un balance de las acciones realizadas, que incluían el proceso jurídico que se debe llevar a cabo para rescatar en lo ambiental y en seguridad el Cerro de la Popa.
“No se puede repetir lo que ocurrió con el barrio San Francisco, lo que conllevó a que contra el Distrito haya una demanda millonaria”, dijo.

Añadió que se tiene información precisa de que inmigrantes están talando y construyendo en la Popa. “La Policía llega al lugar, desmonta todo y cuando se va, nuevamente comienzan a construir. Esto no puede seguir ocurriendo, se necesita un trabajo integral y en el que participen todas las autoridades”, señaló.

Por su parte, la Policía Nacional dio a conocer que adelanta una serie de acciones en ese lugar, que incluye la aplicación del Artículo 81 del Código de Convivencia, pero que se requiere de una coordinación de todas las actividades en torno a la recuperación de este cerro para lograr la solución definitiva.

“En lo ambiental se trabaja de la mano con el Establecimiento Público Ambiental (EPA Cartagena) y en 2019 se lograron ocho capturas en flagrancia, siendo 5 de estos venezolanos. También se ha intervenido en la parte de quemas y se proyecta la siembra de 3 mil árboles para minimizar los riesgos”, explicó uno de los voceros de la Policía Metropolitana.

Migración Colombia señaló que está dispuesta para apoyar en los procesos de verificación de extranjeros en ese lugar y que si alguno ha cometido delitos debe iniciarse el proceso de judicialización. Se debe verificar la condición migratoria de los extranjeros, la cual puede terminar en una deportación.

Así mismo, Gestión de Riesgo señaló que han realizado labores que buscan tener con exactitud el número exacto de la población que se encuentra en el Cerro de la Popa, pero que con el pasar de los días son más los que llegan a ese lugar a buscar asentamiento. Dijo que se deben hacer controles para evitar la venta de lotes, ya que esa zona de la ciudad no es apta para vivir.

Por su parte, Control Urbano adelanta un apoyo a los Inspectores de Policía que deben atender los requerimientos en esa zona y ratifica los grandes riesgos que genera tener un asentamiento en el cerro.
Durante la reunión, el Establecimiento Público Ambiental (EPA Cartagena), señaló que se ha logrado la recuperación de varias zonas en estado de vulnerabilidad ambiental y se han realizado algunas reforestaciones en zonas de invasión como La Bendición de Dios, Kenedy y Santa Fe. Así mismo, se debe trabajar en lograr una compensación por restauración ecológica y recuperación de la biodiversidad, se debe trabajar en una recuperación integral de la zona.

El Padre que tiene la responsabilidad del Monasterio también dio a conocer algunas situaciones que se vienen presentando, tales como casos de inseguridad, el ruido por uso de picós y las ventas de licor que se autorizan durante las fiestas religiosas de la Candelaria.

Así mismo, la falta de higiene a lo largo de la subida de la Popa por parte de las personas que se han asentado en esa zona, debido a que no hay prestación de los servicios básicos como aseo, entre otras prioridades que se deben tener en el cerro.

Ante todas las informaciones recopiladas en la reunión, Múnera Cavadía dijo que hay varias situaciones a las que hay que prestarle la debida atención. Una de ellas es la seguridad y para ello propuso la creación de una comisión que se encargue de elaborar un plan de seguridad para el Cerro de la Popa. Ademas, se “tienen diagnosticados problemas graves de erosión y si avanzan podrían generar consecuencias nefastas”.

Así mismo, planteó la necesidad de reforestar el cerro y buscar todas las acciones necesarias para rescatar esta zona protegida.

Comenta con tu cuenta de facebook