La criatura fue trasladada a Barranquilla, donde se haría la amputación del brazo afectado.

Se espera que el dadis investigue y sancione a los responsables.

Un doloroso hecho  ocurrió el pasado fin de semana y que hoy tiene en vilo a la familia de un recién nacido que está a punto de perder uno de sus brazos debido a un supuesto mal procedimiento médico realizado en un centro asistencial de Cartagena.

La lamentable historia se remonta al pasado sábado anterior cuando hasta a Clínica General del Caribe fue llevado un menor (bebé) con afecciones respiratorias  según lo que comentaron sus familiares, y al momento de canalizarlo hicieron un mal procedimiento médico que le afectó uno de sus brazos, que con el pasar de los minutos le cambió de color. Primero se puso morado y en la actualidad está negro.

Poco después de hacer dicho procedimiento, fue necesario trasladar al menor a una clínica en Barranquilla, donde se le realizará la amputación del brazo afectado. Además, se conoció que desde dicho centro asistencial se ratifica el mal procedimiento y negligencia médica.

Al momento de la canalización, el medicamento no ingresó a la vena sino que quedó en la piel y le afectó el brazo, afectado nervios y tendones.

Las Noticias Cartagena se comunicó con el Dadis para conocer qué acciones adelanta esta institución respecto al caso y a través del equipo de comunicaciones se indicó que ya se iniciaron las investigaciones del caso “El equipo IRIS estuvo el martes en la clínica y hoy se solicitó que se entregue por escrito todo lo actuado en este procedimiento médico”, señaló el Dadis.

Más allá de estas acciones, se espera que el Dadis sancione a los que cometieron errores en este procedimiento que afectó la vida de esta criatura.

“Esperamos que haya una pronta respuesta y medidas claras para evitar que se siga atentando contra nuestra población, en especial contra los menores”, indicó un veedor de la salud.

Comenta con tu cuenta de facebook