Un grupo de pandilleros de la 16 arremetieron en una residencia contigua al puesto de salud de Pumarejo en Turbaco y tras llegar armados intentaron asesinar a una persona que sería el guardia de seguridad. Habitantes de este sector de Turbaco denunciaron que las amedrentaciones y amenazas son constantes por parte de miembros de esta reconocida pandilla que está sembrando el pánico y el terror en toda esta zona de la población.

Los últimos hechos dan cuenta de que dos pandilleros llegaron armados a la residencia del guardia del puesto de salud y sin mediar palabra hicieron varios disparos que alcanzaron la infraestructura del centro asistencial en diferentes dependencias. La preocupación es latente toda vez que una situación como esta llega a ocurrir al momento en que están atendiendo pacientes y pueden resultar personas heridas y con lesiones.

“El llamado que estamos haciendo es para que la Policía entienda que nos sentimos solos frente a estos bandidos. Estos jóvenes andan armados y metiendo miedo por las calles de Pumarejo”, comentó uno de los vecinos del sector quien prefiere por seguridad mantener bajo reserva su identidad.

La víctima del atentado sostuvo ante las autoridades que, como se dice popularmente, terminó ‘pagando pato’ de problemas y enfrentamientos que un sobrino tuvo semanas atrás con miembros de esta pandilla donde fue apuñalado. Los pandilleros pensaban que el muchacho estaba resguardado en esta residencia y llegaron haciendo disparos y buscándolo desesperadamente para asesinarlo.    

Comenta con tu cuenta de facebook