En una operación desarrollada en Cartagena, uniformados de la Policía Antinarcóticos recibieron una llamada anónima a la línea 167, en la que un ciudadano informó a las autoridades sobre una carga inusual al interior de una embarcación que llegaría al puerto de Cartagena a recoger 21 toneladas de café y zarparía con destino a Europa.

Los 140 kilos de cocaína se hallaron escondidos en una caleta al interior del piso de la embarcación, de donde fueron extraídas 4 tulas de color negro que en su interior contenían 35 paquetes rectangulares de cocaína cubiertos con cinta de enmascarar con las características propias del clorhidrato de cocaína.

Después de practicar las pruebas de campo para precisar la clase de sustancia hallada los investigadores revisaron las cámaras de seguridad habilitados por el puerto de Cartagena para determinar quién o quiénes serían los responsables de contaminar la embarcación con el alijo.

“Evitamos con esta incautación que 475 mil dosis se comercializaran en Europa, este decomiso debilita las finanzas criminales de los narcotraficantes”, informo el director de la Policía Antinarcóticos general Fabián Cárdenas Leonel.

Por otra parte,  la Policía Nacional a través de la Dirección de Antinarcóticos incautaron cocaína y marihuana cerca de la zona turística en Santa Marta.

En la operación conjunta con el Ejército Nacional se logró la ubicación y judicialización de un secadero artesanal de marihuana en el sector conocido como Minca en la vereda Aguas Lindas, lugar donde transitan los turistas que visitan la Sierra.

En el lote fueron hallados 183 kilos de cannabis semiseco, empacados en pequeños bloques, las autoridades precisaron que la droga se comercializaría a través del micro tráfico en los barrios de la capital del Magdalena, después de acopiar el alucinógeno se procedió de manera controlada a su destrucción.

De acuerdo a las investigaciones realizadas por la Dirección de Antinarcóticos se estableció que el costo aproximado seria de 38 millones de pesos y se evitó la comercialización de 30 mil dosis.

En una segunda operación en Cartagena, uniformados de la Policía Antinarcóticos recibieron una llamada anónima a la línea 167, el ciudadano informó a las autoridades sobre una carga inusual al interior de una embarcación que llegaría al puerto de Cartagena a recoger 21 toneladas de café y zarparía con destino a Europa.

 

Comenta con tu cuenta de facebook