Recostada sobre una de las paredes del restaurante de comidas rápidas American’s pizza de Riohacha, sin siquiera haberle servido el pedido, quedó el cadáver de la líder indígena wayúu, abogado Eneyda Epiayú, baleada por un pistolero a la 1:15 de la tarde del pasado  jueves.

Vestida con su típico atuendo ancestral, una manta de color blanco, la mujer recibió un balazo en la cabeza, suficiente para segarle la vida en el acto.

En el piso del establecimiento quedó tendido su esposo, Jorge González, quien recibió dos balazos, pero quedó vivo.

El hombre estaba consciente y fue trasladado a un centro asistencial de la capital guajira, donde permanece bajo estricta atención facultativa y vigilancia policial en temor a un nuevo atentado.

Eneyda Epiayú es una líder cívica dentro de su comunidad, y activa líder política en su natal Uribia, población de estirpe aborigen en la llamada Alta Guajira.

Dadas estas consideraciones y de acuerdo con la ola de violencia que sacude al país contra líderes sociales, en principio se creyó que el blanco del atentado era la dama.

Sin embargo, con el transcurrir de las horas los investigadores judiciales han contemplado la hipótesis de que el objetivo era en realidad el señor José González, también wayúu.

Esta hipótesis surgió luego de que la Policía de La Guajira reportara en un comunicado a los medios de comunicación que González, el cónyuge de Epiayú, “ha estado vinculado a procesos investigativos y penales entre los años 2011 al 2019”, sin embargo no especificó mayores detalles sobre estos incidentes.

La Policía también informó que se presentaron problemas a la hora de la diligencia de levantamiento del cadáver, pues la familia de Epiayú recogió el cuerpo del restaurante e impidió este protocolo judicial.

“Fue llevada por sus familiares hasta el municipio de Uribia, impidiendo el levantamiento del cadáver, manifestando que por usos y costumbres sería transportada hasta su vivienda para ser sepultada posteriormente a través de los ritos ancestrales”, precisa textualmente el reporte policial.

En el atentado resultaron heridas otra tres personas, una identificada como Jorgelis González Redondo, una mujer y un niño de 12, todos clientes del establecimiento.

El asesino, como se informó, llegó al lugar en una motocicleta, se bajó, disparó contra las víctimas, y huyó con el cómplice que lo esperaba conduciendo el vehículo.

El homicidio ocurrió en un sitio concurrido de Riohacha, la avenida de los Estudiantes, calle 12A con carrera 15, cerca al emblemático megacolegio Almirante Padilla.

Comenta con tu cuenta de facebook