Para la Policía, el exceso de licor, en alrededores de eventos de pickups autorizados, generaron riñas y confrontaciones con la policía nacional

Como resultado del excesivo consumo de bebidas embriagantes en eventos de Picós, en el barrio San Francisco y La Candelaria, que excedieron los horarios autorizados, se generaron desórdenes y ataques a policías de la Policía Metropolitana de Cartagena. El Comandante de la Estación de Policía Caribe Norte, fue lesionado en la mano derecha, ocasionada con objetos contundentes lanzados por algunos asistentes, en medio de los  controles desplegados para restablecer el orden, siendo remitido a un centro asistencial.

Como parte de estos desórdenes generados al finalizar los eventos, en el sector El Wio del barrio San Francisco, a las 23:15 horas, del lunes 7 de octubre, la reacción oportuna desplegada por  la Policía Metropolitana de Cartagena, permitió la captura del presunto responsable de accionar un arma de fuego, en medio de una discusión con su compañera permanente, que dejó como saldo cinco personas lesionadas.

En el procedimiento fue capturado en flagrancia Juan David Ospino Salgado, de 28 años, puesto a disposición de la Fiscalía, por el delito de concurso homogéneo simultáneo de lesiones personales.

Al parecer, este hombre bajo los efectos de bebidas embriagantes, encontró que su compañera departía con otro hombre y sus acompañantes, generando una acalorada discusión que pasó a lesiones con armas cortopunzantes y objetos contundentes.

De acuerdo con los relatos de testigos, en medio de la discusión, este hombre desenfundó un arma de fuego, lesionando en tres oportunidades a su compañera permanente en la pierna izquierda y, para escapar del lugar, accionó el arma en repetidas oportunidades contra los acompañantes, causando lesiones a otras tres personas, quienes fueron valoradas en un centro asistencial y dadas de alta.

En los hechos resultaron lesionados: Yulibeth Romero González, de 27 años, con tres heridas por proyectil de arma de fuego en pierna izquierda, una menor de 12 años, lesión en brazo izquierdo, a la altura del codo; Glenis Vega Cassiani, de 28 años, quien presenta una quemadura de proyectil en el muslo de la pierna izquierda y herida en el cuello; una menor de 15 años, con quemaduras de proyectil, en pierna y brazo derecho y Luis Eduardo Domínguez Indaburo, con lesión de arma cortopunzante en la mano derecha, todos remitidos a un centro asistencial y dados de alta. Solo una de las lesionadas continua bajo observación médica, fuera de peligro.

Gracias a la reacción de los policías del Cuadrante, se logró capturar y presentar ante la Fiscalía General de la Nación, a este individuo, a pesar de que los heridos y sus familiares, se negaron a instaurar denuncias en contra del agresor.

Comenta con tu cuenta de facebook