Las imágenes se han hecho virales rápidamente por su terrible dureza: no cambia el gesto en ningún momento. Muy serio, el hombre sujeta a su bebé, incluso por las orejas, y la deja caer una y otra vez. La pequeña cae a plomo, no se sostiene en pie. La escena dura 45 segundos, 45 larguísimos segundos que dejan al espectador con el estómago en la garganta.

Las autoridades saudíes han detenido a un hombre, identificado como Yousif Alqutai, palestino residente en Arabia Saudí según informa el portal The New Arab, por maltratar a su hija pequeña al forzarla a sostenerse en pie. La agarra por el cuello y le grita, la levanta de las orejas, le da bofetadas y golpes en la barriga. Todo queda grabado.

El propio padre ha emitido un comunicado en redes sociales en el que pide perdón y alega que las imágenes se filmaron tiempo atrás: «Como pueden ver todos, ella está perfectamente bien. Le intenté enseñar a caminar y ahora ya camina sola por la gracia de Dios».

Acto seguido, el hombre procede a culpar a su mujer, que según él lo dejó solo con cuatro hijos: «Ha sido complicado». Finalmente, solicita que recen por él en lugar de en su contra.

Comenta con tu cuenta de facebook