La Superintendencia de Salud impuso a la EPS Medimás una sanción por no entregar medicamentos a 70 de sus pacientes afiliados y otra por no entregarle información a la misma Superintendencia. Ambas suman $5.800 millones, el monto más alto que ha se le ha impuesto a una entidad prestadora de salud.

La multa con el monto más alto es la que Medimás recibió por no entregarle los medicamentos a 70 pacientes con trasplantes, que necesitaban dichos insumos como parte de sus tratamientos. Por esta razón, la EPS tendrá que pagar $4.968 millones.

Por no entregarle la información requerida a los entes de vigilancia y control, Medimás tendrá que pagar los restantes $828 millones.

De acuerdo con la Superintendencia, se le pidió a la EPS que entregara información sobre el tratamiento de pacientes de alto costo en Cundinamarca, quienes a su vez se vieron afectados por las demoras de Medimás en la entrega de los medicamentos, lo que puso en riesgo su supervivencia.

Estas sanciones son la segunda medida de la Supersalud contra Medimás en una semana. Días antes, se le revocó parcialmente la licencia para operar en Sucre, Chocó y Cesar, lo que obligó a que 60.000 afiliados sean atendidos en otras entidades.

Asuntoslegales.com.co

Comenta con tu cuenta de facebook