Tal parece que por la fallas en el servicio, la comunidad cogió a los empleados y con cabuya en mano los sujetaron en pleno parque del barrio Jorge Pérez.

Se supo que fue necesaria la intervención de la Policía para que los tres hombres recuperaran su libertad.

Aunque en la imágenes cualquiera diría que era fácil soltarse, pues resulta que la comunidad los tenía intimidados razón por la cual prefirieron hacer caso.

Comenta con tu cuenta de facebook