A muy buen ritmo avanzan las investigaciones para esclarecer el ataque del que fue víctima una familia al mediodía de este miércoles, en la Avenida Crisanto Luque, cerca del barrio Martínez Martelo. Todo indica que este acto criminal fue producto de un acto de intolerancia.

De acuerdo con las informaciones que se tienen por parte de los investigadores, minutos antes del ataque, al parecer se había presentado una acalorada discusión entre el padre de familia y otra persona.

El hecho ocurrió en un lavadero de carros, relativamente cercano del lugar donde se produjo la agresión.

Tan pronto acabó la discusión entre las dos personas, cada tomó su rumbo. El señor  siguió  su camino, mientras que el otro sujeto buscó un arma de fuego y siguió al ciudadano.

El señor del vehículo se detuvo en una llantería frente al Parque de Los Borrachos y después de terminar de calibrar las llantas y poco antes de continuar con su recorrido llegó el otro sujeto, en una moto y sin mediar palabras atacó a balazos al hombre, que estaba en compañía de su esposa y su pequeño hijo, quienes resultaron lesionados.

“Este hecho no tiene ninguna relación con bandas criminales, ni de retaliaciones por acciones delictivas. Este caso es un acto de intolerancia”, indicó una fuente de la Policía consultada por Las Noticias Cartagena.

Se indicó que el conductor del vehículo recibió impactos de bala que afectaron abdomen y tórax. Mientras que la mujer tiene una herida a bala en la espalda y el menor, dos lesiones en una de sus manos, indicó la Policía. “La mujer y el niño están fuera de peligro, el señor fue sometido a una intervención quirúrgica”, contó la fuente.

Los heridos fueron identificados como Richard Marrugo Castillo, de 43 años, Marena Areñano Bettin, de 38, y un hijo de la pareja, de tan solo 7 años.

La Policía trabaja fuertemente en esta investigación y espera que a más tardar este jueves sea capturada la persona sindicada de agredir a esta familia.

 

Comenta con tu cuenta de facebook