Todo estaba perfecto, Kevin Armando Álvarez Rodríguez y su familia, celebraban el cumpleaños de un sobrino.

Estaban en la terraza de su vivienda en el barrio Villa Corelca, en compañía de varios invitados.

Ese tiempo de integración, de un momento a otro cambió radicalmente.

Por el lugar cruzaba con insistencia un grupo de muchachos presuntamente pertenecientes a una pandilla del barrio Nelson Mandela.

Cuentan que cruzaron por el frente de la casa una y otra vez hasta que lograron su objetivo. Acabar con la fiesta.

En una de esas andanzas por donde estaba la celebración, los muchachos le quitaron la gorra a uno de los asistentes y se fueron del lugar.

Kevin Armando fue avisado por un familiar y sin pensarlo dos veces decidió ir en busca de la gorra.

Al encontrarse con los muchachos y hacerles el reclamo, estos se trenzaron en una riña con Álvarez Rodríguez.

En medio de la acalorada discusión, uno de los sujetos sacó un arma blanca y atacó a Kevin, quién recibió una herida en el pecho.
Sucedido el ataque, los agresores huyeron y al lesionado lo llevan de urgencias a la Clínica Gestión Salud del barrio San Fernando, a donde llegó muerto.

Comenta con tu cuenta de facebook