Gracias a una denuncia ciudadana se conoció que en la tarde de este martes un bus de Transcaribe, de la ruta A101 La Carolina, que pasa por el barrio San José de los Campanos, se inundó al cruzar por un tramo de la vía donde un caño se desbordó y el agua entró al vehículo.

El caso, según lo explicó uno de los usuarios, ocurrió pasadas las 4 de la tarde.

“La zona ya estaba crecida y, sin embargo, el  conductor se metió y nos dijo que aún con autorización de la empresa Transcaribe nos podía desviarse”, contó uno de los usuarios del sistema, quien aportó un video del momento en el que el bus estaba lleno de agua.

Humbeto Ripoll, gerente de Transcaribe, en diálogo con Las Noticias Cartagena señaló que se adelantará una investigación para ver  qué ocurrió y si se pusieron en marcha los protocolos para este tipo de situaciones.

Transcaribe al conocer de esta situación ocasionada por el aumento del nivel del agua por la fuerte lluvia,  que se metió al bus de inmediato ordenó  suspender el despacho de los buses en esa zona de la ciudad.

Con paraguas dentro del bus

Otro hecho ocurrió con otro bus del sistema. En redes sociales circulan unas fotografías donde aparecen dos mujeres con un paraguas abierto dentro del automotor.

Consultado el Gerente del sistema indicó que se tiene conocimiento de un hecho como este y que e inmediato se ordenó detener el vehículo y llevarlo a revisión por parte de la empresa concesionaria.

“Al parecer se presentó una condensación del sistema del aire acondicionado del vehículo y se procedió a suspender el servicio por lo que la empresa no puede facturar por kilómetros recorridos y el bus no entra a prestar el servicio hasta que esté en óptimas condiciones”, indicó el funcionario.

Situaciones de salud de los usuarios

Así mismo, se le consultó respecto  otro hecho registrado la semana anterior cuando un usuario del sistema presentó una alteración en su salud cuando iba en un bus articulado de Transcaribe.

“El conductor cumplió con el protocolo establecido que era llegar a la estación del sistema más cercana y dar aviso a las autoridades con el fin de hacer el procedimiento para que se pudiera brindar la atención médica al usuario”, indicó.

La molesta inicial de los pasajeros era porque el conductor llegó a la estación y no a un centro asistencial. Así mismo, hubo malestar porque después el ciudadano debió esperar más de 40 minutos a que llegara la ambulancia. “En las estaciones no hay paramédicos, se debe replantear esa situación”, dijeron en su momento.

Ante este hecho puntual, Ripoll señaló que se establecieron unos protocolos que se deben cumplir y que en la medida de lo posible se dará información a los usuarios para que sepan cómo se actúa y cómo actuar en casos como estos.

Comenta con tu cuenta de facebook