Hasta les lanzaron monedas para que lo hicieran y, como se negaron, los abusivos las dejaron ensangrentadas. Incluso las robaron.

Melania y Chris son las dos mujeres víctimas del ataque homofóbico que ocurrió cuando transitaban por una calle de Londres.

Un grupo de cuatro jóvenes notó que ellas tenían una relación y las abordaron para aprovecharse de esto.

«Nos rodearon y empezaron a decir cosas agresivas, cosas sobre posiciones sexuales, lesbianas y afirmando que podíamos besarnos para que pudieran mirar», relató una de las víctimas.

Para intentar calmar los ánimos, Melania hizo “algunas bromas”. Sin embargo, los hombres empezaron a insultarlas. Ese lenguaje agresivo pasó a otro nivel: les lanzaron monedas para insinuarles que les «pagarían» para que se besaran.

Chris empezó a ser golpeada y su novia intentó defenderla, pero lo único que logró fueron más y más golpes. Ambas terminaron sangrando. Melania afirma que le rompieron la nariz, además de llevarse su celular y un bolso.

Heridas, fueron llevadas a un hospital y hasta allí llegaron las autoridades para iniciar una investigación sobre los sujetos, que pudieron haber quedado grabados en cámaras de seguridad.

Sobre sus atacantes, Melania Greymonat aportó que uno de ellos hablaba español y que los otros tienen acento británico.

Ante la situación, que ocurrió la semana anterior, la primera ministra británica, Theresa May, manifestó que se trata de un “ataque enfermizo”.

Otras voces, especialmente de colectivos LGBT, expresaron su apoyo y recordaron la importancia del respeto, la tolerancia y la necesidad de luchar por sus derechos.

Comenta con tu cuenta de facebook