Una mujer de 41 años con insuficiencia cardíaca murió en ambulancia después de que el vehículo fue retenido por más de media hora en un peaje del Cesar.

Es un hecho sin precedentes, ya que la ambulancia estuvo detenida en ese peaje después de que tuvieran problemas con el chip de rastreo del vehículo de atención médica.

La paciente era trasladada desde Aguachica hasta la ciudad de Valledupar, pero llegó a la capital del Cesar sin signos vitales.

Henry Botello paramédico y conductor de la ambulancia, indicó: “Pasamos los dos primeros peajes sin ningún inconveniente porque los trabajadores entendieron la emergencia, pero en el último que es el de Rincón Hondo no encontramos solidaridad”.

Les tocaba pagar los $9 mil de la tarifa, pero ninguno de los tripulantes ni el familiar del paciente tenían dinero para efectuar el pago del peaje.

Al hijo de la paciente le tocó pedir limosna y recaudar el dinero, donde pasaron más de 30 minutos, indispensables en el delicado estado de su mamá.

“Nosotros les decíamos que llevamos una paciente en delicado estado de salud y que cada minuto era vital pero hicieron caso omiso, decían que tenían la obligación de cobrar el peaje”, agregó el paramédico.

Ante este caso la Secretaría de Salud del departamento iniciará una investigación sobre este caso, para determinar las causantes de este aberrante hecho.

Comenta con tu cuenta de facebook