La intolerancia sigue reinando en Colombia. Todavía no se nos sorprendemos por un hecho cuando aparece otro.

El más reciente sucedió en el barrio Oasis, al Nororiente de la capital del Magdalena, donde una familia atacó a piedras, palos y machete la vivienda de sus vecinos porque les cortaron el servicio del Wifi.

Al parecer, la familia que fue agredida había acortado el suministro a sus vecinos, a quienes les habían dado la clave del servicio de internet. “Estos debían pagar una suma acordada y al pasar el mes incumplieron el acuerdo y por eso decidieron cortarle el servicio”, contó un habitante de dicha barrio en Santa Marta.

Durante la trifulca una mujer en estado de embarazo resultó gravemente herida, por lo que le tuvieron que hacerle la cesárea de manera urgente para salvar la vida de la bebé de tan solo seis meses de gestación.

Comenta con tu cuenta de facebook