Un extraño caso se presenta con un hombre en Soledad, Atlántico. Esta persona, con sus ojos inflamados y un enorme agujero en su cabeza, deambula por las calles del barrio Primero de Mayo de la mencionada población.

Elambito.com encontró esta historia en la que los habitantes de Soledad dicen que por sus calles anda un zombi. Se trata de un habitante de la calle, cuya apariencia es parecida a los muertos vivientes de las películas de ficción. Tiene los ojos inflamados y un enorme agujero en la parte trasera de la cabeza.

Camina rápido y vistiendo un jean y una camisilla ajada y deshilachada que alguna vez fue blanca. Casi siempre lleva en su boca un tabaco de marihuana, según dicen los moradores del sector. No se sabe cómo se llama ni qué fue lo que pasó en la cabeza, pero nadie deja de sorprenderse al ver lo que parece ser su cerebro expuesto y su cráneo partido.

En Primero de Mayo, dicen que este hombre duerme en un caño cerca de la calle 16, en la parte trasera del barrio. Muchos critican a las autoridades de salud porque no es posible que una persona con una enfermedad tan delicada permanezca en la calle sin atención médica.

“Ese señor se puede morir en cualquier momento. Ya tiene bastante tiempo así y no le pasa nada, no sabemos cómo es que está vivo, fuera uno y ya se hubiera muerto”, dijo una de las vecinas del barrio.

A pesar del agujero en la cabeza, los ojos casi cerrados por la hinchazón, sus piernas con venas que parecieran a punto de estallar y lesiones menores en casi todo su cuerpo, este hombre camina como si estuviera totalmente sano.

Los policías del sector también lo ven frecuentemente pero nunca han tenido problemas con él a pesar de su condición de habitante de la calle y de que, de acuerdo a los vecinos, es consumidor de drogas.

Los habitantes del barrio piden a las autoridades de salud que busquen a este extraño sujeto para que le brinden atención médica, pues temen que en cualquier momento tantas infecciones terminen causándole la muerte.

 

 

 

Comenta con tu cuenta de facebook