Una serie de informaciones manejan hasta el momento las autoridades con el fin de logar establecer los móviles que rodearon la muerte de dos personas, que al parecer, se habían reunido en un lugar, en el corregimiento de Lomita Arena (Santa Catalina- Bolívar), para finiquitar un negocio, al parecer de compra y venta de oro.

 

De acuerdo con la información conocida, eran aproximadamente las 11: 30 de la mañana del viernes cuando Luis Alberto Castillo Bornacelli llegó hasta una estación de gasolina Lomita Arena.

 

Castillo se encontró con otras dos personas, dicen que eran oriundas de Barranquilla, para hacer una negociación con la venta de un oro, cuando de la nada aparecieron dos hombres a bordo de una motocicleta, se acercaron y comenzaron a exigirles un dinero.

 

“Donde está la plata”, le gritó el parrillero del vehículo mientras le apuntaba con un revólver.

 

Este hecho los tomó por sorpresa sobre los negociantes. El temor los llevó a subirse en una camioneta hasta una finca La Bonanza, en el corregimiento. Al llegar a un determinado lugar del predio aparecieron otros hombres con los que cruzaron palabras por algunos minutos. Terminada la charla, sacaron sus armas de fuego y le dispararon a los tres hombres.

 

Del dinero y de la plata nadie dio razón. Tampoco se conoce quienes fueron los que les dispararon, que luego de atacarlos se fueron del lugar en un vehículo.

 

Se señaló que Castillo Bornacelli, herido, logró salir del lugar donde fue dejado abandonado junto con los otros dos hombres y logró ser llevado a una clínica.

 

De las dos víctimas no hay reporte oficial de sus identidades. Una, según respondería al nombre de Jorge Enrique López Caicedo. De la otra, no se conoció ningún nombre.

 

Entre las líneas investigativas, se también se trata de establecer si los hombres habrían intentado cometer un hurto y fueron ultimados por varias personas que se percataron del hecho.

 

La investigación avanza sobre esta historia que aún, deja muchas dudas por aclarar.

Comenta con tu cuenta de facebook