Son más de 2.500 personas, unas 500 familias las que están padeciendo por la falta de agua para su consumo.

Son habitantes de un corregimiento localizado a escasos 10 minutos de la cabecera municipal.

Se trata de San Pedro Consolado, en zona rural de San Juan Nepomuceno, en el Centro del departamento de Bolívar.

 Según sus habitantes, la falta de agua para consumo comenzó desde finales de noviembre pasado, pero desde enero la situación comenzó a ser más dura, ya que requieren conseguir el líquido para vivir y sostener a sus animales y sembrados.

“Actualmente el corregimiento no cuenta con el servicio de acueducto. La única forma de obtener el agua es cuando llueve y estamos en un periodo seco, lo que está acabando a este pequeño poblado”, dijeron varios de sus moradores.

La situación es tan grave que uno de los habitantes envió una fotografía donde se observa como la gente trata de busca agua en unos pozos que se han secado ante la falta de lluvia por  la época dura de verano que se vive, sumado al Fenómeno del Niño.

“Estamos lanzando un SOS a la Alcaldía de San Jun y al gobierno departamental ya que esto ha llevado al desespero de los habitantes de este corregimiento”, comentó uno de los moradores.

Indicó que la administración municipal envía agua, pero es muy poca ara la cantidad de habitantes que tiene este pueblo. “Nos llega uno o dos carrotanques a la semana que no dan abasto. Cinco latas o pimpinas de aguas cada cuatro o cinco días no satisfacen las necesidades que tenemos acá”.

Reiteraron que el llamado es que la administración les ayude con suficiente agua para que todos se puedan abastecer y no poderse la sed que por estos días están viviendo.

Comenta con tu cuenta de facebook