El Departamento Administrativo de Tránsito y Transportes, DATT sigue con sus planes de control para minimizar la prestación del servicio no autorizado en la ciudad.

Debido a estos planes operativos, son ahora 18 conductores más que enfrentarán ahora procesos administrativos tendientes a definir si se les suspende o cancela sus licencias de conducción.

Estos conductores fueron sorprendidos esta semana cuando prestaban servicio de taxis en vehículos particulares.

Durante la ejecución de estos operativos, el DATT dispone agentes en sitios especificos para hacer seguimientos a los vehículos que recogen pasajeros y luego son requeridos en puestos de control más adelante.

Referente al servicio no autorizado, el director del DATT, Edilberto Mendoza Goez, explicó que en el año 2018 se impusieron 846 comparendos y en ese mismo año fueron canceladas más de 120 licencias de conducción a  personas por ser reincidentes en la prestación de servicio no autorizado o fungir como taxis en vehículos particulares y siguen los procesos administrativos contra aproximadamente 170  personas más.

Comenta con tu cuenta de facebook