Tres días permaneció flotando en las aguas del Río Magdalena, el cuerpo sin vida de un hombre de 40 años identificado como Andrés Horacio Builes.

De acuerdo a miembros del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía General de la Nación que se encargaron de realizar el levantamiento del cadáver, la víctima tenía dos impactos de bala en el hombro y en la cadera.

La mala hora para este sujeto llegó el pasado domingo en el municipio de Cantagallo, sur de Bolívar, cuando presuntamente, estaba con otros hombres cometiendo un atraco a una estación de gasolina. Los supuestos delincuentes contaron con tan mala suerte, que en ese preciso momento iba pasando una patrulla de la Policía que se percató del hurto.

Los uniformados iniciaron una cinematográfica persecución para capturar a los presuntos ladrones. Se conoció, que al parecer, Andrés Horacio, accionó su arma de fuego contra los policiales, quienes a su vez le respondieron impactándolo con dos balazos.

Pese a que se encontraba malherido y débil, Builes logró escapar de las autoridades y hasta ese momento no se supo más de él ni de sus compinches. Sin embargo, dos días después su cadáver fue hallado flotando en las aguas del Río Magdalena, muy cerca de la ciudad de Barrancabermeja, Santander. Las autoridades intentan dar con el paradero de los otros delincuentes que emprendieron la huida sin dejar rastro.

Comenta con tu cuenta de facebook