Sebastián Bossa Cassiani

Las Noticias Cartagena

Un análisis detallado a los videos registrados por las cámaras de seguridad del reconocido restaurante La Colonia Paisa, ubicado en el barrio San Fernando, le permitieron a los miembros de la Seccional de Investigación Criminal (Sijín) de la Policía Metropolitana dar con la plena identidad del hombre que presuntamente acabó con la vida del joven venezolano de 23 años, Richard Ortuño Aldana, en la madrugada del martes.

Tras lograr su ubicación y ante la presión de las unidades adscritas a la Mecar quienes generaron un fuerte operativo, alias “Frank” fue capturado en las últimas horas facilitando así su conducción voluntaria ante la Fiscalía General de la Nación al allanarse a los cargos.

“Se pudo establecer la ubicación gracias a un cerco policial implementado en los barrios aledaños y luego de un análisis de su identidad, comprobamos que este sujeto fue el presunto autor material del homicidio. Esta persona confesó efectivamente haber sido el que causó la muerte del ciudadano venezolano dentro del restaurante”, afirmó el Mayor Romualdo Bray, comandante del Tercer Distrito de Policía.

Según las investigaciones de las autoridades, alias “Frank”, es un adicto a las sustancias alucinógenas y bajo esos efectos, solía deambular en horas de la noche las calles de diferentes barrios como San Fernando, El Recreo, Blas de Lezo y Ciudadela 2000, para cometer actos delictivos.

Luego de las respectivas audiencias preliminares ante un juez de control de garantías, este presunto delincuente fue cobijado con medida de aseguramiento intramural que deberá cumplir en la cárcel San Sebastián de Ternera.

Así fueron los hechos

Cabe recordar que el venezolano Richard Ortuño Aldana, murió tras recibir varios golpes a manos de alias “Frank”, quien entró a robar en horas de la madrugada del martes en el reconocido restaurante La Colonia Paisa, ubicado en el barrio San Fernando.

El presunto ladrón logró entrar al establecimiento de manera cuidadosa y silenciosa, forzando una de las ventanas ubicadas en la parte de atrás. Tras ingresar, aprovechó que el joven venezolano estaba sentado en una silla de plástico en medio de su turno de vigilancia, para atacarlo por la espalda con un tubo de metal.

A pesar de que el sujeto logró dejarlo inconsciente, después sin ningún tipo de piedad, le dio golpes en su cabeza en repetidas ocasiones hasta acabar con su vida. No conforme con eso, alias “Frank”, le robó algunas de sus pertenencias como la billetera, dinero en efectivo y su teléfono celular.

Horas después, el crimen quedó al descubierto cuando el propietario del restaurante llegó a laborar a las 5:00 de la mañana y vio al joven vigilante tirado en el piso inconsciente.

Comenta con tu cuenta de facebook