La Armada Nacional recibió el reporte por parte de un familiar del Capitán del Velero “Challenge”, reportando que se encuentra desaparecido.

De inmediato se desplegaron los medios disponibles para la búsqueda de la embarcación y se emitió la alerta a todas las Estaciones de Guardacostas y Capitanías de Puerto del Caribe, así como a todas sus plataformas marítimas y aeronavales, con el propósito de lograr la localización del velero y sus dos tripulantes, estableciendo además contacto con las autoridades de los puertos de los países limítrofes en el mar Caribe.

El “Challenge”

El velero, de bandera de Holanda, había arribado a Cartagena, el día 21 de junio, procedente de Curazao, con cuatro ciudadanos extranjeros a bordo, permaneciendo en la zona de fondeo de Manga hasta el 19 de julio, día que zarpó sin novedad, con rumbo hacia San Blas en Panamá, llevando a bordo a un ciudadano español y una ciudadana alemana; sin embargo según el reporte recibido, al parecer nunca arribó a este puerto y en este momento se desconoce su situación.